Archivo mensual: abril 2019

Una mirada a la obra de Ahmed Abdel-Wahab en la Bibliotheca Alexandrina.

Este artículo se encuentra publicado en: Egiptología 2.0 N. 15 (Abril, 2019), Ed. Ushebtis Egipcios. Barcelona, España. [ISSN: 2444-6254] pp. 63-69. cfr.: http://egiptologia20.es/una-mirada-a-la-obra-de-ahmed-abdel-wahab-en-la-bibliotheca-alexandrina

En una reciente visita al antiguo país del Nilo, en la mediterránea الإسكندرية‎ al-ʾIskandarīyah, “Alejandría” que fundase, en el año 331 a.C., el célebre Ἀλέξανδρος ὁ Μέγας Aléxandros ho Mégas, “Alejandro Magno” (356-323 a.C.) tuve la oportunidad de admirar algunas de las obras más emblemáticas de Ahmed Abdel-Wahab, prolífico artista plástico y figura eminente entre los escultores egipcios del siglo XX y XXI. Las mencionadas piezas componen una muestra museística en el área de exposiciones permanentes de la مكتبة الإسكندرية Maktabat al-ʾIskandarīyah, la “nueva Bibliotheca Alexandrina” que además de ser un monumental repositorio de acervos bibliográficos, también funge como un importante centro cultural y museo.

Ahmed Abdel Wahab Mohamed Aly (1932- ), mejor conocido con su nombre artístico: Ahmed Abdel-Wahab nació en la ciudad de طنطا‎ ṭanṭaTanta”, en la gobernación de محافظة الغربية‎ Muḥāfẓet El Gharbeya “Al-Gharbia”, que se sitúa a 90 kilómetros de القاهرة‎ al-Qāhirah “El Cairo” y a unos 130 kilómetros de Alejandría. Desde muy joven se interesó por las obras de los mercados de artesanías de su localidad y comenzó a experimentar con diversos materiales como madera, metal y piedra caliza para crear sus primeras esculturas; unos años más tarde se mudó a El Cairo, llevando consigo un rico bagaje cultural rural y folklórico. Se matriculó en la Facultad de Bellas Artes, en el Departamento de Dibujo y Pintura, pero pronto cambió a la escultura bajo la tutela de dos grandes maestros: Ahmed Osman (1907-1970) y Gamal El-Sagini (1917-1977) y recibió su título en el año de 1957. Después, en 1958, obtuvo una beca para estudiar en el Atelier de Luxor; esta estancia en el Alto Egipto tuvo una importante influencia en el artista y su obra, ya que visitó y estudió las proporciones y formas de los grandes templos del Reino Nuevo (c. 1539-1077 a.C.); así como las rústicas aldeas rurales de mediados del siglo XX, buscando un auténtico “espíritu egipcio” que conectase el pasado y el presente. Tras una década de arduo trabajo obtuvo, en 1968, una beca por tres años para estudiar una especialidad en escultura en la Accademia di Belle Arti di Roma, Italia en donde también se unió al estudio del artista Emilio Greco (1913-1995) y se familiarizó con el arte occidental, sobre todo del Quattrocento y Cinquecento del Renacimiento Italiano, hecho que influyó en todo su trabajo futuro, pero sin comprometer su propia visión y estilo; ya que este encuentro con el arte europeo consolidó su amor y fascinación por los cánones de representación del antiguo Egipto. En 1970 también obtuvo un diploma por estudios de arte medallístico en Italia.

A lo largo de su vida y carrera artística Ahmed Abdel-Wahab ha representado a Egipto en muchas exposiciones internacionales y se le han otorgado varias condecoraciones y galardones; uno de los más prestigiosos, el Nile State Awards for appreciation, excellence and encouragement in the fields of arts lo obtuvo en 2002 en reconocimiento por su valor artístico y talento de nivel internacional. Las obras de este artista se encuentran en el Museo de Arte Moderno en El Cairo, el Museo de Bellas Artes en Alejandría, el Museo de la Facultad de Bellas Artes en El Cairo y el Museo de Arte Moderno en Praga, República Checa; así como en prominentes colecciones privadas egipcias y europeas.

Ahmed Abdel-Wahab ha dedicado su vida y experiencia artística a una búsqueda de un carácter contemporáneo que sirva de modelo para crear una escultura “puramente” egipcia. Se vio atraído hacía la figura del faraón Akhenatón (c. 1353-1336 a.C.), en quien percibió rasgos nobles y contemplativos que encarnaban una profunda piedad. En este sentido, representó la figura y rasgos del mencionado monarca en distintos personajes y de diferentes maneras (ver figuras 1, 2, 7, 14 y 17), en las cuáles mantuvo la esencia de ese estado de contemplación y piedad humana. La obra de este artista se compone de múltiples esculturas en gran y pequeña escala, así como de relieves que prestan una prodigiosa atención a los detalles y a la ornamentación (ver figuras 1, 2, 3, 4 y 5). Sus composiciones incluyen conjuntos rítmicos en los que une, generalmente, figuras triangulares y romboidales por medio de coloridas líneas; de tal manera recurre a la abstracción de la forma para enfatizar la masa y lograr proyecciones dramáticas, las cuales enfatizan los conceptos de sacralidad y misticismo. Sus temas estriban entre la representación de personas comunes del pueblo (ver figuras 3, 5, 8, 9, 10, 11, 12, 13, 18 y 19) y personajes semi-divinos (ver figuras 1, 2, 4, 6, 7, 14, 15 y 16); en ambos casos logra transmitir un carácter de pureza y eternidad que se conecta con el arte del Egipto faraónico. Para crear sus obras Ahmed Abdel-Wahab utiliza materiales tradicionales y contemporáneos como: piedra, barro, cerámica vidriada, bronce, poliéster con metal y cemento con grafito, este último para evocar los bloques de basalto y granito negro utilizados en el antiguo Egipto. A continuación, y haciendo caso al viejo adagio que reza: una imagen vale más que mil palabras, en este breve artículo se muestran algunas fotografías, tomadas en Diciembre de 2018 por quien estas líneas escribe, de algunas de las más representativas obras de Ahmed Abdel-Wahab que se encuentran en la Bibliotheca Alexandrina.


Figura 1. La familia biblioteca, 2005, poliéster y hierro moldeado, Ahmed Abdel-Wahab. Bibliotheca Alexandrina, Egipto. Fotografía de Gerardo P. Taber, 2018.

Figura 2. Detalle de La familia biblioteca, 2005, poliéster y hierro moldeado, Ahmed Abdel-Wahab. Bibliotheca Alexandrina, Egipto. Fotografía de Gerardo P. Taber, 2018.

Figura 3. Procesión de damas egipcias, c. 2000, cemento con grafito moldeado, Ahmed Abdel-Wahab. Bibliotheca Alexandrina, Egipto. Fotografía de Gerardo P. Taber, 2018.

Figura 4. Damas egipcias, c. 1990, cemento moldeado y tallado, Ahmed Abdel-Wahab. Bibliotheca Alexandrina, Egipto. Fotografía de Gerardo P. Taber, 2018.

Figura 5. El rostro de una chica, 2007, cerámica modelada y pintada, Ahmed Abdel-Wahab, Bibliotheca Alexandrina, Egipto. Fotografía de Gerardo P Taber, 2018.

Figura 6. Cabeza de toro, 1972, bronce moldeado, Ahmed Abdel-Wahab. Bibliotheca Alexandrina, Egipto. Fotografía de Gerardo P. Taber, 2018.

Figura 7. Tablero de ajedrez, 2006, piedra tallada y policromada, Ahmed Abdel-Wahab. Bibliotheca Alexandrina, Egipto. Fotografía de Gerardo P. Taber, 2018.

Figura 8. Una chica de Nubia, 1998, cerámica modelada y pintada, Ahmed Abdel-Wahab. Bibliotheca Alexandrina, Egipto. Fotografía de Gerardo P. Taber, 2018.

Figura 9. Cabeza de chica, c. 1998, cerámica modelada y pintada, Ahmed Abdel-Wahab. Bibliotheca Alexandrina, Egipto. Fotografía de Gerardo P. Taber, 2018.

Figura 10. Busto de mujer, c. 1980, piedra tallada, Ahmed Abdel-Wahab. Bibliotheca Alexandrina, Egipto. Fotografía de Gerardo P. Taber, 2018.

Figura 11. Retrato de una chica egipcia, 2002, bronce moldeado y pulido, Ahmed Abdel-Wahab. Bibliotheca Alexandrina, Egipto. Fotografía de Gerardo P. Taber, 2018.

Figura 12. Busto de una chica egipcia, c. 1960, estuco modelado y tallado, Ahmed Abdel-Wahab. Bibliotheca Alexandrina, Egipto. Fotografía de Gerardo P. Taber, 2018.

Figura 13. Busto de una chica egipcia, c. 1980, bronce moldeado, Ahmed Abdel-Wahab. Bibliotheca Alexandrina, Egipto. Fotografía de Gerardo P. Taber, 2018.

Figura 14. Toshka, 2003, hierro moldeado y cemento moldeado con grafito policromado, Ahmed Abdel-Wahab. Bibliotheca Alexandrina, Egipto. Fotografía de Gerardo P. Taber, 2018.

Figura 15. Justicia Judicial, 1987, hierro moldeado y cemento moldeado con grafito, Ahmed Abdel-Wahab. Bibliotheca Alexandrina, Egipto. Fotografía de Gerardo P. Taber, 2018.

Figura 16. Detalle de Justicia Judicial, 1987, hierro moldeado y cemento moldeado con grafito, Ahmed Abdel-Wahab. Bibliotheca Alexandrina, Egipto. Fotografía de Gerardo P. Taber, 2018.

Figura 17. Chica egipcia, c. 2000, bronce moldeado, Ahmed Abdel-Wahab. Bibliotheca Alexandrina, Egipto. Fotografía de Gerardo P. Taber, 2018.

Figura 18. El caballero del campo, 1958, cerámica modelada y pintada, Ahmed Abdel-Wahab. Bibliotheca Alexandrina, Egipto. Fotografía de Gerardo P. Taber, 2018.

Figura 19. Caballo, c. 1970, bronce moldeado, Ahmed Abdel-Wahab. Bibliotheca Alexandrina, Egipto. Fotografía de Gerardo P. Taber, 2018.

Como colofón, valga mencionar que la obra de Ahmed Abdel-Wahab constituye un magistral ejemplo de que el arte contemporáneo egipcio puede proponer nuevos discursos estéticos (cfr.: Osman, 2011 y Sooud Al Qassemi, 2017) y al mismo tiempo hundir sus raíces en el pasado más remoto. Personalmente, considero que resulta conmovedor comprobar que sus personajes y temas hacen un claro homenaje a los antiguos artistas faraónicos, quienes siempre buscaron plasmar los elementos físicos y metafísicos de la tierra del Nilo, como lo mencionase el egiptólogo británico Cyril Aldred (1914-1991) en uno de sus ya clásicos estudios sobre el arte del Reino Antiguo (c. 2543-2120+25 a.C.):

La sorprendente delicadeza y minucia del tallado y el sensible dibujo dan la impresión de una suprema y artística maestría, incluso en los fragmentos rotos que han sobrevivido… Pero, como comúnmente se da en el pensamiento egipcio, donde existe significado en distintos niveles al mismo tiempo, estas escenas expresan uno de los más tempranos intentos del Hombre para llegar a un acuerdo con el universo a su alrededor reduciéndolo a un sistema ordenado. La creación del mundo era simbolizada por el surgimiento de la nueva tierra como la Colina Primordial de las aguas de la inundación al retirarse el Nilo. El mundo de la naturaleza era representado por escenas de caza, pesca y caza de aves, la propagación de animales y los trabajos de la agricultura, desde la siembra y la cosecha hasta la apicultura y ganadería. Finalmente, los logros del Hombre fueron registrados, ya sea como artesano, administrador o guerrero. En estas escenas, de hecho, corre un hilo conductor del Hombre en todas sus actividades desde los juegos de su infancia hasta los solemnes ritos en la puerta de su tumba… De estos coloridos relieves es de donde ganamos una imagen vívida e íntima del campo en el antiguo Egipto durante el Reino Antiguo, una vida muy ocupada observada con amabilidad -y humor- los deportes de campo en las marismas y los wadi, los incidentes de la vida pastoral, el navegar en el Nilo, las artesanías de la ciudad, la buena vida en el campo, música, juegos y bailes. Hay un fugaz entusiasmo por la vida en estos relieves que están en dramático contraste con la eterna calma de una existencia espiritual evidente en las representaciones del dueño y su familia. Los labradores pueden contender con su recalcitrante asno, pero ningún desacuerdo acompaña el seguro alancear de los peces por su maestro. Los barqueros pueden pelear entre ellos en el agua -los mejores se miran impacientemente, siguiendo los preceptos que los educados leyeron en sus libros de instrucción- para, satisfactoriamente, cultivar el ideal del Hombre: ser tranquilo, modesto, paciente y benevolente. (Aldred, 1965: 126-129).

Bibliografía citada

Aldred, Cyril
1965 Egypt to the end of the Old Kingdom. Ed. Thames and Hudson. London, UK.

Bibliotheca Alexandrina
2018 Selected Artworks of Ahmed Abdel-Wahab. cfr.: https://www.bibalex.org/en/center/details/AhmedAbdelWahab revisado el 28 de Marzo de 2019.

Fine Art Sector
2018 Ahmed Abdel Wahab Mohamed Aly CV. cfr.: http://www.fineart.gov.eg/eng/cv/cv.asp?IDS=650 revisado el 28 de Marzo de 2019.

Osman; Ahmed Zaki
2011 “The 1952 Revolution: A Legacy of Cultural Transformation.” en: Egypt Independent. Ed. Al-Masry Al-Youm. cfr.: https://ww.egyptindependent.com/1952-revolution-legacy-cultural-transformation/ revisado el 28 de Marzo de 2019.

Sooud Al Qassemi, Sultan
2017 “The Politics of Egyptian Fine Art. Giving a Voice to the People.” en: The Century Foundation 1919-2019. cfr.: https://tcf.org/content/report/politics-egyptian-fine-art/ revisado el 28 de Marzo de 2019.

Anuncios
Categorías: Alaa Awad, Arte, Arte Contemporáneo, Egipto, Egiptología, Historia, Museos, Uncategorized | Etiquetas: , , , , , | Deja un comentario

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.